Como todos sabemos, la comodidad en el sitio de trabajo es vital para nuestro rendimiento y sobre todo para nuestra salud. Si se trata de trabajar desde casa, debes tener los elementos necesarios para sentirte a gusta y al mismo tiempo, saludable. Comúnmente, los sillones clínicos son creados para proporcionar la comodidad y la postura necesaria para trabajar y al mismo tiempo, sentirte cómodo y a gusto en lo que haces; los sillones clínicos son pegables, puedes inclinar hacia atrás cuando sientas que debes cambiar de posición de trabajo. Son sillones donde puedes dar descanso a tres puntos del cuerpo esenciales, la cabeza, la espalda y los pies; la cabeza necesita un descanso especial, es por ello que al echar el sillón para atrás, podrás recostar por completo tu cabeza, de ésta manera evitarás cualquier tipo de migraña o fatiga en ésta área; la espalda es el área que más descanso debe tener durante tu tiempo de trabajo, el sillón se inclina de manera que puedas dar descanso a tu columna vertebral de manera adecuada y, por último, los pies, gracias a la constante carga de trabajo durante el día, es necesario que los pies tengan descanso. El sillón despliega un apoyador de pies, donde podrás descansar y a su vez, evitar la retención de líquidos.