Me parece que una de las comidas más sabrosas y exquisitas para agasajar a los invitados son los productos del mar, nada como un rico atún rojo, unas vieiras, gambas, salmón o hueva de mujol. Todos estos productos son muy delicados en su conservación ya que al comprarlos debemos consumirlos de inmediato pero si están bien congelados salados o ahumados son excelentes y su sabor es inigualable, estoy segura que quedarás muy bien con tus invitados y amigos.