La mamoplastia de aumento tiene como finalidad dar forma, remodelar, reconstruir la mama de la mujer, conservando su morfología natural. Primero que nada la paciente debe ser sana y emocionalmente estable. Muchas mujeres se someten a esta operación después del embarazo o de la lactancia porque sus pechos han quedado flácidos y caídos. El cirujano evaluará el tamaño y la forma de las mamas, la firmeza de la piel y el estado de salud de la paciente. La operación de mamoplastia de aumento por fines estéticos no está cubierta por la Seguridad Social